Visita a la cabina de proyección de Cine Digital 3D

Hace poco tuvimos la oportunidad de estar en la cabina de proyección de una sala de Cine Digital 3D, y pudimos ver  muchas cosas interesantes. Además, pudimos proyectar un par de montajes nuestros. En este ameno artículo os contamos nuestra experiencia.

Cuando Nacho Benitez nos propuso la idea de realizar una visita a una cabina de proyección de Cine Digital 3D, no sabíamos realmente lo que ibamos a descubrir y en qué fascinante mundo nos metíamos. Teníamos mucha inquietud por averiguar los entresijos de que se cocía detrás de la proyección de una película digital (o normal), y a través de Jose Carlos Marquina, Director de Operaciones del Grupo Ábaco-Cinebox, al que agradecemos enormemente el abrirnos las puertas a la trastienda, pudimos ver y contar lo que en exclusiva podeis ver aquí:

Escoltando "le machine" (click para agrandar)
Escoltando "le machine" (click para agrandar)

Cuando uno piensa en una cabina de proyección, viene a la mente esas cabinas cerradas, angostas y oscuras que aparecen en las películas, que por una parte dan una sensación «retro» agradable y caduca a la vez. Nada que ver con lo que nos encontramos en nuestro caso, un pequeño laberinto de pasillos, interconectando todas las máquinas y útiles necesarios para lograr la magia del cine.

La trastienda del cine
La trastienda del cine

Gracias a nuestra experta proyeccionista, Amaia, pudimos ver todo el trabajo que hay detrás de una proyección de cine, sobre todo el de siempre, el de 35MM. Sin embargo, el Cine Digital es mucho más rápido, más comodo…y menos glamuroso, tenemos que decirlo. Pero es mucho más flexible.

La tecnología avanza...
La tecnología avanza...

Aunque en principio la idea era la de ver como funcionaba un proyector de Cine Digital 3D, al final nos enseñaron también el bonito -y costoso- proceso de proyección de cine de 35mm. Pudimos grabar un video de nuestra interesante visita, que estamos editando, y pronto podreis verlo aquí.

 

LA PROYECCION DIGITAL

 

A diferencia de la proyección de 35MM, la proyección digital simplifica el proceso a niveles realmente espectaculares. Aquí ya no hay grandes bobinas, no hay empalmes, no hay un proyector con un montón de elementos mecánicos, no hay polvo que raye el celuloide…

El presente...y el futuro
El presente...y el futuro

En el caso de la proyección Digital, lo que llega es un disco duro con la película, debidamente encriptada y protegida. Dicho disco duro se conecta al ordenador que controla el proyector, y se procede a la «ingesta», que es como se le llama al proceso de copia de los datos

Copiando datos a la máquina
Copiando datos a la máquina

Una vez se han copiado los datos, hay que realizar una pequeña «escaleta» de como irá reproducida la película. Generalmente ya suele haber una escaleta creada de antemano, asique simplemente se sustituyen los elementos que cambian, y listo. Esta «escaleta» son ordenes tanto al proyector y sala (apaga luces, baja luces, abre cortinilla, cambia formato…) como a la reproducción de los elementos (anuncios, trailers, película…).

La escaleta, o guión de proyección
La escaleta, o guión de proyección

Y prácticamente el trabajo está hecho. Basta reproducir la escaleta, para que todos los eventos de la misma se pongan en marcha. Ni que decir tiene que la calidad de reproducción es superior al del cine en 35MM. Aquí no hay desenfoques, ni rayas ni polvo. Todo es perfecto.

Respecto al 3D, la propia película ya viene codificada de ese modo, y a la hora de reproducirla, el proyector automáticamente ajusta la imagen para que al ponerlos las gafas 3D (en éste caso Dolby 3D) veamos la película en s3D (Stereo 3D), alucinando si cabe aún más.

 

PROYECTANDO NUESTROS TIMELAPSES

 

Pero lo más interesante de todo llegaba al final, cuando sacamos un Disco duro y un Pendrive donde teníamos codificados a formato DCP (el único que se «traga» el proyector digital, pués esto no es un reproductor multimedia, desde luego) un par de Timelapses nuestros.

En realidad no teníamos la seguridad absoluta de que la máquina se «tragase» el material, pués el formato DCP/DCI es bastante «oscuro» y no hay mucha información acerca de como generar los datos.

Después de mucho buscar e investigar por Internet, logramos generar la estructura necesaria, pero que hasta no meterla en la máquina, no sabríamos si habíamos acertado.

Aunque primero probamos con el disco duro portatil que había traido, éste no fué reconocido por el tipo de formato. Asique teníamos una segunda baza, un Pendrive consabidamente formateado expresamente para el tipo de máquina, que reconoció de inmediato, y se produjo la «ingesta»

Haciendo la "ingesta" de nuestros Timelapses
Haciendo la "ingesta" de nuestros Timelapses

Por fín, bajamos a la sala, y nuestra proyeccionista personal, Amaia, pudo proyectar nuestros Timelapses en pantalla gigante, y la experiencia fué realmente impresionante, el poder ver en un tamaño tan grande nuestros montajes.

Momentos antes de la proyección
Momentos antes de la proyección
¡Lo conseguimos!
¡Lo conseguimos!

Después de ésta agradable experiencia, nos fuimos claramente contentos porque todo había salido redondo. Y desde luego, que volveremos ;-).

Esta experiencia, y las visitas posteriores, además de un trabajo realizado para la cadena Cinebox (que ya se puede ver antes de cada proyección de la película 3D), nos permiten ofrecer un nuevo SERVICIO DE TRANSCODIFICACION A FORMATO DE CINE DIGITAL, siendo de los pocos en España que pueden ofrecerlo, y aprecios realmente atractivos.

(Visited 1.038 times, 1 visits today)

11 Comments Visita a la cabina de proyección de Cine Digital 3D

  1. RUBENCITO 30/10/2012 at 00:15

    Que pasa que no se opinó de las peliculas en 70 mm.
    proyección perfecta , profundidad de imagen supera la vista humana … perdón , como muy viejo operador cinematográfico me quedo con lo de antes .. perdón !!

    Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *