INTRODUCCIÓN

Sin duda alguna, para el cinéfilo, la mayor experiencia audiovisual es una sala de cine. Pero no una cualquiera, sino una que satisfaga todas las exigencias actuales. Una pantalla generosa, una proyección homogénea y luminosa, un sonido atronador, y unas butacas bien cómodas. Agitamos la coctelera y el resultado es una experiencia que aunque en los tiempos que corren es fácilmente replicable en casa, puede resultar costoso.

Por contra, encontrar una sala de cine que reúna todas estas características, tampoco es demasiado complicado. En el panorama actual empiezan a abundar salas “premium” donde se ofrece una proyección cuidada, buenas butacas, sonido más que aceptable…

Pero queremos más, siempre queremos más. Así que la búsqueda de la excelencia llega a un nuevo estatus ofrecido por ODEON MULTICINES, y en concreto el complejo que tienen en el C.C SAMBIL (Leganés, Madrid).

Cuando leí en su día sobre la puesta en marcha de éstos cines, con la tecnología que venía detrás, los ojos se me pusieron como platos. Proyección laser 4K, sonido Atmos, butacas XXL premium…todo suena de maravilla, ¿verdad?.

Había que comprobar si cumplía las expectativas, y sobre todo las exigencias de un cinéfilo donde el listón es realmente alto.

 

LA PRIMERA EXPERIENCIA

La primera experiencia es la que marca la diferencia. Previamente a ella había leído criticas más que positivas sobre la visita de otras personas. Pero para hacerse una idea personal, hay que ir y comprobarlo. Y ya la cosa empieza bien, al comprobar que los precios de las entradas, pese a ser un complejo con TODAS las salas siguiendo un modelo “premium” -que luego veremos-, es bastante contenido, e incluso menor que otras salas de este calado.

Elegimos una de las DOS salas más grandes del complejo (Salas 5 y 6), y buscando más o menos el centro de la misma. Y allá que fuimos.

Ya el “Hall” de entrada nos promete buenas sensaciones, aunque realmente sea similar en concepto al de muchos complejos:

Hall de entrada a las salas. Amplio y espacioso.

Pero lo realmente bueno está dentro, así que allá que vamos. Y ya al entrar a la sala empiezan las primeras cosas “diferentes”. ¿Que son ese montón de luces azules en el techo?. Son…altavoces…¿con luces?. Vaya, interesante concepto 🙂

Eso son...¿altavoces con luces?. Lejos de parecer una feria, le da un toque High-tech a la sala

Nos sentamos en nuestras butacas (en la fila 9, la que elegimos en función de la vista de butacas cuando compramos las entradas On Line), y ya apreciamos una segunda diferencia…¡qué amplitud y comodidad!. Esto sí que es una butaca XXL. Eso sí, como vayas en pareja, los arrumacos van a ser poco menos que imposible. Pero bueno, hemos venido a lo que hemos venido 😉

Tras unos minutos de espera, empieza el “show”. Como siempre, con el pre-show (en el argot), la proyección de unos cuantos Spots. Yo presto mi propio interés, pues algunos de ellos han pasado por mis manos (Timelapses.es se dedica entre otras cosas al Masterizado a DCP, que es el formato usado en proyección de Cine Digital actual). La cosa pinta muy bien, con una uniformidad y luminosidad muy buenas. El sonido pelín alto pero soportable. Pero aún no han apagados las luces (suelen apagarse antes de la proyección principal).

Unos cuantos spots y trailers después, se proyecta una “pieza” Dolby Atmos que enseña los pormenores de la tecnología usada en la sala. Aquí es donde empieza a sacar músculo el sistema de sonido, con un posicionamiento 3D bastante aceptable y sobre todo, unos primeros graves atronadores y contundentes que empiezan a sorprender.

Se apagan las luces (¡por fin!) y OTRA nueva demo Atmos (más corta), pero con un final que DEMUESTRA lo que podemos experimentar en la sala, con posiblemente, los graves más potentes y contundentes que uno jamás ha SENTIDO en una sala de cine. De hecho, algunas personas realizan comentarios en plan “¡qué pasada!” “¿va a ser así la peli?“.

Empieza el “show”. Es complicado definir la experiencia, con un sonido tan cristalino, con una imagen tan luminosa y tan homogénea, sin nada de oscuridad en las esquinas. Es como si tuviésemos frente a nosotros una pantalla plana gigante de 18 metros de base. Hay que verlo y sentirlo para creerlo.

A la salida de la misma, la sensación de asombro sigue presente. La experiencia desde luego, cumple con creces. ¿Hemos encontrado el “santo grial” de las salas de cine?. Es posible. Pero hay que volver.

Una semana después, volvemos, con otra película. Mismas sensaciones, misma experiencia. Nosotros no somos novatos, así que “no nos sorprende” la experiencia, pero de nuevo a los que vienen por primera vez se escuchan frases ya escuchadas en la primera vez.

Y volvemos más veces, porque es ADICTIVO.

A nivel de audio no hay ninguna otra referencia al respecto, salvo aquella visita que hicimos a “Best Audio“, uno de los estudios de sonido donde se realizan las mezclas Atmos en España y que obtiene una sonoridad 10/10. Esta sala desde luego es de 9.5/10. Y es un logro más que importante, por sus dimensiones. Pocas salas más pueden llegar a ese nivel, quizás la sala IMAX de Parquesur. Pero muy poquitas, desde luego.

Y a nivel de imagen, nos recuerda a otras proyecciones Laser que hemos visto, pero más luminosa. Colores intensos, vibrantes…quizás la única pega (como en prácticamente todas las salas de proyección de Cine) es que el “suelo” de negro (el negro puro percibido) está algo levantado.

Después de todas estas experiencias, ¡queremos saber más!. Por fortuna, conozco personalmente a la empresa que está detrás de la implementación de estos complejos, Ingevideo, así que me pongo en contacto con ellos para que nos hagan una visita en PROFUNDIDAD, ver las ENTRAÑAS y que nos cuenten todo el detalle de cómo se ha llegado a éste nivel.

 

VISITA A LA CABINA

Dicho y hecho, quedamos con Miguel Angel Piqueras, alma mater del proyecto, que nos guía por donde muy pocos privilegiados pueden acceder. Personalmente, a mí me encanta ver las cosas detrás de las bambalinas, siempre he tenido curiosidad por ver las cabinas de cine, y aunque ya tenga experiencia en ello, siempre me produce esa “magia” especial de estar donde no todos pueden, y ver el equipamiento usado. Y esta es una de esas veces que solo pensar en todo el equipamiento usado, es más que especial.

Además, no es solo ver el despliegue por dentro, sino que además, podremos acceder a la Sala 5 y probar cosas, ver diferentes trozos de películas, demos. Y comprobar porqué, efectivamente, estamos ante el que podría ser el mejor complejo en España con éstas características técnicas.

Antes de entrar a la cabina, aprovechamos un café para que nos contase un poco por encima las características del complejo. Resumiendo brevemente, nos comentó que:

  1. Las DOCE salas disponen de proyectores Christie 4K. Asimismo, también disponen de sonido ATMOS.
  2. Los tamaños de las pantallas van desde los 9.5 metros de las más pequeñas a los 18 metros las más grandes (de base).
  3. Todo el equipamiento de sonido e imagen es Christie.
  4. Las pantallas son de calidad premium y las de las salas 5 y 6 llevan un tratamiento especial para que la luz laser no origine “Speckle“, que es un efecto “purpurina” que se puede observar bajo determinadas condiciones y en escenas muy luminosas.
  5. Las butacas son de la mejor calidad, tamaño XXL y simil piel. La distancia entre filas de butacas es generosa.
  6. Todas las salas y proyectores están preparados para añadir 3D si es necesario, así como las pantallas.

Con todas estas premisas en mente, estábamos deseando entrar y ver más en profundidad todas las instalaciones.

Y ya la primera visión de la cabina no defrauda:

La zona de cabinas de proyección. Sitio espacioso y luminoso

Lejos de ser espacios angostos, oscuros y desordenados, nos encontramos con unas instalaciones donde la limpieza y pulcritud definen las instalaciones. Pasillos anchos, luminosos, donde poder operar con comodidad. Es un lujo para los operadores de cabina (que realmente no suelen estar allí más que para mantenimiento e ingesta, como veremos más adelante).

Por tener, tienen hasta un proyector de BACKUP, encendido y LISTO para reemplazar cualquiera de los de las otras salas, de tal forma que apenas se perderían un par de sesiones en caso de fallo:

 

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS SALA 5 y 6

Dado que estas dos salas son las más grandes y llevan la mejor tecnología del complejo, nos vamos a la zona donde están situados los equipos. Una foto de los sistemas dan cuenta de que esto no es “cualquier cosa”

El proyector (Christie CP42LH) lleva 9 primarios (3 rojos, 3 verdes y 3 azules):

Cada primario está asociado a una “unidad laser” que va en un Rack ampliable hasta 12P:

De ese rack sale un cable de fibra óptica que va al proyector, el cual por dentro ya no lleva la lámpara habitual de Xenon y en su lugar lleva un conversor para dar la imagen final que será proyectada:

Digamos que “la lámpara” está fuera del proyector, y conduce la luz hasta el sistema óptico del mismo. Esto permite la flexibilidad de ir añadiendo más unidades al conjunto, ofreciendo más potencia lumínica si es necesario.

Estas unidades laser no se usan todas a la vez, pues dependiendo de si la imagen ocupa toda la pantalla (Scope) o no (Flat) o de si la imagen es 2D o 3D, se usan unas u otras, de tal forma que se homogeneiza la luz en conjunto (y también por las propias especificaciones de como se han masterizado las películas, que pueden variar).

Cada unidad laser tiene una vida estimada de unas 50.000 horas.

Eso en cuanto a la imagen.

En cuanto al sonido, cada altavoz lleva su propia etapa de potencia y su procesador:

El procesador de audio Atmos es de Dolby, el modelo CP850. Este procesador tiene 16 salidas analógicas, pero con 2 extensores de 32 canales cada uno, dando un total de hasta 80 canales independientes:

Estos canales son flexibles por cada sala, adaptándose de forma dinámica gracias al procesador Dolby, ya que ATMOS funciona con “objetos de sonido” en los canales que no son los habituales.

Luego, en la propia sala (5 y 6, recordemos), existen 42 altavoces INDEPENDIENTES.

Los altavoces de techo, que son parabólicos, cubren 120 grados, de tal forma que vayan orientados a diferentes segmentos de butacas.

Los altavoces detrás de la pantalla van en un “array” y ajustados con laser, para que cubra los agudos en función de la altura y distancia de las butacas, dividido en “gajos” de 15 grados. De esta forma escucha el sonido con la misma presión sonora desde cualquier punto de la sala.

Los subwoofers son de 18″, teniendo seis frontales y cuatro laterales (ATMOS)

El “punto dulce” de la sala está situado entre las filas 8 y 9, y todos los altavoces están orientado hacia ese punto, que es donde se realiza la medición de audio.

A la hora de calibrar la sala se usan ocho micros posicionados en el área de la sala para comprobar que el sonido está donde debe, y ajustar los “delay” (retraso) para que no se sufra de reberveraciones y desincronía de sonido con la imagen.

Con esto, el resultado es posiblemente la sala de cine con mejor sonido e imagen de España, y puede que de Europa. Solo existe una sala con éstas características, situada en Hollywood, Los Angeles.

 

LA EXPERIENCIA EN SALA

Dado que el movimiento se demuestra andando, y aunque ya habíamos catado las bondades de la sala en cuestión con varias películas, Miguel Angel nos llevó a la sala para que pudiésemos ver algunas otras demos, material propio y trozos de películas, comprobar la respuesta de sonido, diferentes perfiles de imagen…en fin, despejar todas las posibles dudas que podríamos tener al respecto.

Lo primero que pudimos ver, antes de nada, es una serie de patrones tanto en DCI-P3 (el perfil de color habitual en las películas a la hora de realizar el “grading” o retoque de imagen), como en Rec.2020. ¡Si!, porque estos proyectores de nueva generación LASER permiten visualizar Rec.2020 al 100%. Y se nota, vaya si se nota. Sobre todo el Rojo, que es intensísimo, vibrante pero NO saturado, sino que es el rojo 100% Rec.2020

¿Lo malo?. Pues que aún no hay ninguna película masterizada al 100% en Rec.2020. Prácticamente todas las películas son masterizadas sobre DCI-P3 y luego se meten dentro de un contenedor mayor (Rec.2020 en el caso de UHD Bluray, XYZ en el caso de Cine digital).

Con el tiempo llegaremos a verlas, y estos proyectores incluso queden “desfasados” tecnológicamente, con lo que en un plazo de unos 5 años es posible que podamos ver las primeras películas full Rec.2020 en proyección Laser.

A continuación pudimos ver la demo larga habitual que suelen poner en las sesiones. Ahí incluso pudimos pausar la imagen y es excepcional que el sonido de la sala, ante un “parón”, no tenga prácticamente nada de reverb. Otras salas exhiben un “remanente” de sonido, y se nota incluso en las propias proyecciones, con los diálogos. Pero no en esta sala.

En este punto insistí en el tema del volumen, y dado que una de las características de la instalación del cine es que es posible controlar REMOTAMENTE el servidor y proyector desde la propia sala con un móvil o un tablet, pudimos comprobar que estaba dentro de los parámetros que exige Dolby.

Luego pudimos poner en “loop” la otra demo que exhibe la cadena, que tiene un final ATRONADOR que hasta vibran las butacas por los subgraves. Una delicia de demo, que aquí podéis ver:

Y luego pudimos ver otras demos Atmos, sobre todo centradas en la espacialización del audio (con imagen en negro) y los detalles más sutiles, con un video musical “a capella” donde hasta el más mínimo detalle de la voz podía escucharse:

También pudimos ver un cortometraje en 4K masterizado por mí, para comprobar la definición y resolución. Dado que pocos DCPs vienen en 4K, saber con certeza que estás viendo algo en 4K es vital. Y aunque la diferencia es notable, en realidad se puede apreciar más diferencia en nuestras casas que en un cine, por la dimensión de la pantalla, la distancia a la que se sienta uno y la propia proyección en sí (un único pixel proyectado no tiene la misma nitidez que ese mismo único pixel visto en un televisor 4K).

Por último, pudimos ver algunos trozos de las películas que tenían en cartelera, en especial un trozo de Dunkirk, que tiene el audio “pasadísimo”, del cual pudimos dar fe, pues con el volumen posicionado al “7” (que corresponde con una presión sonora de 85db, que es la norma para Cine), los sonidos de los disparos eran exageradamente altos. Sobre ésta película también estuvimos “jugando” con los diferentes aspect ratios (hubo que crear uno específico para ella, pues tiene un formato que está a caballo entre 1.85 y 2.39) y diferentes presets de color, o de luminosidad (pudiendo poner al máximo la potencia lumínica, con 30.000 lúmenes, una verdadera pasada):

 

DOMÓTICA

Una de las cosas que más nos sorprendió es que en la cabina apenas hay personal. Solo se accede para mantenimiento y alguna ingesta, pues todo está domotizado y centralizado, de tal forma que a través de un único servidor central se pueda llevar la gestión completa del complejo.

El complejo lleva varias redes, alguna de hasta 10 gigabit, para la comunicación entre los diferentes servidores, automatización, control inalámbrico, etc

Es posible controlar en tiempo real tanto el volumen como la reproducción, cambio de formatos, de color, etc…desde un dispositivo móvil o tableta desde cualquier punto del complejo, incluyendo por supuesto dentro de las salas, lo que otorga una flexibilidad absoluta en ese sentido, no teniendo que estar en la cabina operando las máquinas. De esta forma ir ajustando parámetros técnicos es posible desde el punto exacto de visión y escucha.

También es posible controlar las luces de la sala, pantalla, pasillos y otros aspectos del complejo, totalmente domotizado con tecnología de Creston.

Asimismo, la reproducción de los contenidos en las salas están todos automatizados, usando una “playlist” que ordena ir apagando las luces, encendiendo el proyector, etc, etc, etc. Incluso las máquinas permanecen apagadas hasta 30 minutos antes de la sesión, donde se encienden automáticamente para ir preparando el sistema.

La gestión de todas las salas se lleva a cabo a través de un TMS (Theater Management System) central que permite conectarse a cualquier proyector, crear sus playlist, enviar materiales a su servidor, etc…:

 

CONCLUSIONES FINALES

Tras nuestra visita en profundidad, de ver lo que ofrece en conjunto el complejo, tenemos claro que se ha creado un cine a la altura de las exigencias del más cinéfilo, y sobre todo de los que como buenos “frikis” de la tecnología, buscamos la excelencia más absoluta en cuanto a la imagen y al sonido.

Tanto si se es de Madrid o alrededores como si se viene de visita a la capital, no podéis perder una visita y ver alguna de las películas en cartelera. Ninguna de sus 12 salas defrauda, pero las REINAS son las salas 5 y 6, que ofrecen el máximo exponente hoy día en cuanto a imagen, porque el sonido prácticamente es idéntico en todas ellas. Y dentro de ellas, las filas 8 y 9 son el culmen perfecto.

Además, son unas instalaciones nuevas que están aún terminando de añadir más cosas, con lo que en meses venideros veremos más mejoras al complejo. Sin duda se trata una apuesta clara por la CALIDAD sin sacrificar el enorme coste que supone montar un cine con este grado de calidad e infraestructuras. Tenemos claro que no se han escatimado en gastos, buscando siempre que el público tenga la mayor sensación posible de que está en un cine PREMIUM, y damos fe de que lo han logrado.

¡Volveremos!

Una respuesta al artículo.

  • RSS
  • Delicious
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Vimeo

Los 5 más vistos

Introducción a los

INTRODUCCIÓN ¿Te gustan los "Timelapses" y quieres aprender a realizarlos tú ...

Edición de los Time

A lo largo de varios artículos hemos aprendido las técnicas ...

Como estabilizar im

En este tutorial aprenderemos a usar el filtro Deshaker para ...

Rectificación de oj

INTRO Sin duda alguna, la pequeña GoPro está captando cada vez ...

Salou Timelapse (+Ma

Timelapses.es presenta una nueva producción: Salou Timelapse. Un paseo por ...

Patrocinadores

  • ShutterStock
  • Digital Show
  • Catálogo Shutterstock
  • Camaralia