REVIEW de PELENG 8mm F3.5 FishEye

¡Hola Timelapsers!. Hoy os traemos una Review de un objetivo ojo de pez que hará las delicias a cualquier interesado en capturar absolutamente todo lo que su mirada permita, ¡incluso más!.

Se trata del Peleng 8mm F3.5 FishEye, muy conocido en el mundillo fotográfico, pero cuyo uso para Timelapses le da una dimensión absolutamente desconocida, como veremos a lo largo de esta Review.

Desde Timelapses.es queremos dar las gracias a Andrés de PELENG.ES, el cual nos ha cedido amablemente una unidad de muestra para realizar nuestras pruebas.

PRIMER CONTACTO

El primer contacto con el Peleng es realmente un viaje al pasado. Su look retro (se fabrica desde 1970 sin variación apenas en su aspecto externo) y su pequeño volumen contrasta con su peso, unos 400 gramos, lo cual uno no se espera. Robusto es, sin duda alguna:

bodegon_peleng

Pero es cuando al mirar a través del visor de la cámara cuando surge la sorpresa, ya que la tremenda abertura de 180º del objetivo nos permite ver prácticamente todo el campo de visión posible desde el punto de enfoque. Evidentemente, las fotos obtenidas con este objetivo tienen una deformidad acusada, no en vano es un objetivo Ojo de Pez (FishEye), y lo que hace es precisamente es eso, deformar el campo de visión.

De hecho, en una cámara con sensor APS-C (las DSLR normales que solemos usar), obtenemos un viñeteo alrededor de la imagen, pero en una cámara con sensor Full Frame (completo), obtendremos un círculo perfecto:

sensor_peleng

A priori esto podría ser un inconveniente, pero lo convertiremos en una enorme ventaja a lo largo de este Review, ya que las posibilidades que nos ofrece son inmensas. De hecho, es un objetivo IDEAL para Timelapses, tal y como veremos más adelante.

Otra de las cosas que nos sorprenderán es que es un objetivo totalmente MANUAL. Sí señores, aquí hay que «pensar«. Nada de automatismos. Ciertamente, al usarlo por vez primera nos podemos sentir un poco perdidos, sobre todo por el anillo «LOCK-UNLOCK» que hay al lado del anillo selector de la abertura. ¿Qué demonios es eso?.

Pero que no cunda el pánico, que en realidad todo es más sencillo de lo que parece:

El primer anillo que nos encontramos es el de enfoque, el cual varía desde los increíbles 22 centímetros, hasta el infinito. Usualmente lo pondremos en un valor de 1 metro, es decir, el objetivo mantendrá enfocado cualquier objeto situado desde un metro de distancia, hasta el infinito. Como los Timelapses que haremos muy probablemente cumplan esa regla, con situarlo en ese valor será suficiente.

Y el siguiente anillo, en realidad son dos. Por un lado tenemos el selector de la abertura, y por otro el anillo LOCK-UNLOCK. Lo que hace este anillo LOCK-UNLOCK es bloquear la exposición que hayamos seleccionado, pero permitiendonos seleccionar rápidamente las inferiores.

¿Cómo?, ¿Qué?. ¿Inferiores, superiores?. Sí, una de las particularidades de este objetivo es la posibilidad de variar dinámicamente la apertura. Su uso es sencillo. Primero giramos el anillo LOCK-UNLOCK hacia la posición UNLOCK, para a continuación seleccionar el valor de apertura deseado. Y entonces giramos el anillo LOCK-UNLOCK a la posición LOCK. Ahora el objetivo tiene esa apertura. Si por un descuido se nos olvidase bloquear la exposición, ésta por defecto quedaría al máximo posible, que es 3.5. Asique hay que tener cuidado con ello.

Sin embargo, si ponemos una apertura de 16 (el mínimo posible), podremos usar el anillo LOCK-UNLOCK para variar ésta hasta 3.5 (sin saber realmente que valor estamos dando). Esto que parece una «chorrada», nos permite pasar muy rápidamente de un extremo a otro.

No obstante, tampoco debemos llevarnos las manos a la cabeza, ya que acompañando al Objetivo nos darán un completísimo manual en Español, creado por Bruno Abarca, el cual podéis ver también AQUI.

PRIMEROS DISPAROS

Ya al realizar los primeros disparos nos damos cuenta de que este objetivo es «especial». Por ejemplo, en interiores es realmente impresionante el poder captar todo el ancho de una habitación normal:

img_1427_2
El "ojo" que todo lo ve...no se le resiste hasta lo más estrecho

Sin embargo en en los Exteriores donde realmente se aprecia todo lo que abarca este objetivo:

Como se puede observar, tenemos una gran deformidad, típica de los ojos de pez, llamada también «efecto mirilla«. Más adelante veremos como arreglar en la medida de lo posible estos «defectos» (que no son tales) para adaptarlos a nuestros requerimientos.

Sauron...perdón, Peleng, lo ve TODO.
Sauron...perdón, Peleng, lo ve TODO.

Esta extrema perspectiva nos permite montar el Peleng, por ejemplo, en un coche, donde la visión de las nubes y la carretera parece que van a dos velocidades distintas:

Las nubes, igualmente, serán bastante agradecidas, enfocando directamente hacia arriba:

En los espacios abiertos, es donde el Peleng desplega toda su artillería, logrando escenas espectaculares:

Como se puede apreciar en estos dos últimos vídeos, existe una corrección de perspectiva sobre las imágenes originales, creando la ilusión de que se han realizado varias fotos para cada imagen, cosa que con el Peleng se hace de una sola tacada. Al obtener casi 180º de visión horizontal, tenemos la mitad de una perspectiva de 360º completa.

Corrigiendo la perspectiva

Como hemos visto antes, las imágenes originales del Peleng 8mm producen una acusada deformidad en los bordes, producto de sus casi 180º de cobertura. Aunque en determinados casos esta deformidad nos parezca bonita o adecuada, hay veces en que es necesario rectificar la imagen para adecuarla a nuestro requerimientos.

Para ello usaremos dos programas diferentes, entre los cuales lograremos la rectificación completa, y lo más importante que hará dicha rectificación a todo el lote de imágenes.

El primero a usar será Rectfish. Rectfish nos permite, entre otras cosas, rectificar los ángulos, de tal forma que las lineas torcidas aparezcan rectas, como se puede apreciar en la siguiente imagen:

rectfish_peleng

Sin embargo, aunque en esta imagen no se nota tanto, existe una deformación secundaria, causada por el ojo de pez. Se pueden apreciar que las superficies que deberían ser rectas, están curvas. En el caso anterior no influye demasiado y hasta puede quedar bonito, pero en otros casos puede afear bastante, como se puede apreciar en la siguiente imagen:

Esas lineas tan torcidas...no me gustan nada...
Esas líneas tan torcidas...no me gustan nada...

Aquí es donde usamos nuestro segundo programa, PTLens, para arreglar la perspectiva del ojo de pez y generar una imagen con líneas rectas, más acorde a lo que buscamos:

ptlens_peleng
Ahora quedan mejor...

Dependiendo de la imagen, el ajuste con PTLens será más o menos acusado. Los objetos que están más cerca de la camara sufrirán más deformaciones que los que estén más alejados, con lo que en paisajes y panorámicas el ajuste será mucho menos agresivo que en este caso concreto.

El resultado final es una imágen más panorámica, a costa de recortar información superior e inferior, algo que tendremos que tener en cuenta cuando encuadremos para realizar nuestros Timelapses.

A continuación, el proceso entero sobre la puesta de sol anterior, viéndose las tres fases por las que pasa para llegar al resultado final:

Conclusión

Este tipo de lentes nos permiten realizar fotos muy creativas, pero en el caso de los Timelapses, añadimos un factor extra: el movimiento. El paso del tiempo hace que las fotos estáticas cobren más vida, y al tener un campo visual mucho más ancho que una lente normal, se pueden lograr efectos interesantes.

Así, tras nuestras pruebas, creemos que esta lente es un accesorio casi imprescindible para realizar Timelapses, sobre todo aquellos en sitios cerrados, o en paisajes donde se quiera cubrir el máximo de area posible.

Podéis comprar el Peleng en España a través de la WEB de PELENG.ES, el distribuidor oficial de España y Europa, con todas las garantías posibles.

(Visited 42 times, 1 visits today)